Go to Top

Consejos Para Parejas

Consejos Para Parejas

A menudo nosotros,  nuestro cónyuge, novio/a, amante o cualquier persona con la que compartamos una afección sexual, vivimos amarguras y desilusiones en las relaciones sexuales. A pesar de presenciar el amor, hay un hueco emocional y mental que hay que llenar. Sólo se necesita un empujón para mejorar estas relaciones. Para esto tienes que abrirte a nuevas posibilidades: escuchar a tu pareja, apoyarla, perdonarla, etc., con el fin de que la relación permanezca.

1- Comunicación. Hasta cuando nacemos, la comunicación se convierte en nuestra primera base para relacionarnos y pedir lo que deseamos. Así mismo, la comunicación  es uno de los requisitos fundamentales para las parejas. Saber escuchar con intención de entender a nuestro par, e igualmente dar a entender lo que deseamos transmitir, es la raíz para una buena relación.

2- Objetivos Comunes. En las relaciones no es necesario saberlo todo uno sobre el otro. Tampoco hace falta ser perfectos. Lo que si es preciso, es conocer un fin, el cual ambos están dispuestos a alcanzar, es decir, tener metas comunes. Esto hace que trabajen juntos, y puedan fortalecer el vínculo como pareja.

3 Amistad/Compañerismo. Si no eres el amigo/a de tu par, entonces no esperes una relación exitosa. Debes ser capaz de escuchar cualquier tipo de tema que él o ella estén dispuestos a expresarte. Es así como surge la confianza. Debes acompañar a tu pareja no sólo en los momentos de placer y alegría, sino también en sus tristezas y necesidades. Es un punto esencial para que la relación sea más fructífera.

4- Saber Manejar la Rutina. Cuando inicias una relación es fácil llevarla, pues siempre hay temas nuevos de que hablar, nuevos lugares por visitar, nuevos elogios para expresar. Mientras va pasando el tiempo las cosas van cambiando. Por momentos los temas se acortan, no hay mucho que decir. Por eso, es que debemos ser innovadores en estas circunstancias. Mira una película junto a tu pareja. Siembren unas cuantas plantas juntos, escriban un nuevo libro sobre cómo ayudar a otras parejas. En fin, dejen fluir la imaginación para con su media naranja. No se arrepentirán de los resultados.

5- Aprender a Discutir. Discutir no significa darse golpes, estrellar cosas o subir la voz y maldecir. Es más bien aclarar ideas sobre opiniones opuestas. No tienes que estar de acuerdo con tu pareja sobre todo y mucho menos fingir que lo estás. Si tu pareja dice que el jugo de naranjas es mejor que el de fresas, y tu piensas lo contrario, sólo dile que respetas su opinión pero no compartes su idea. Cuando algo no sea de tu agrado, déjale saber. No te sientas excluido/a de la relación. Tampoco trates de ser el que lo sabe todo. Disfrutarás el proceso.

Estas son sólo algunas sugerencias que pueden ser útiles para tu relación. Reitero: No tienen que ser perfectos. El truco es saber comprenderse y confiar uno en el otro.

Be Sociable, Share!